FALTAS Y SANCIONES

Los trabajadores pueden ser sancionados por la dirección de las empresas en virtud de incumplimientos contractuales culpables, de acuerdo con la graduación de faltas y sanciones establecidas en las disposiciones legales y convenios aplicables. La Resolución de 13/05/97 de la Dirección General de Trabajo, dispone la inscripción del Acuerdo Interconfederal de Cobertura de Vacíos que trata, entre otros, estos temas, junto con el artículo 48 del Estatuto de los Trabajadores.

  • Las valoraciones de las faltas y sus sanciones serán siempre revisables ante la autoridad competente.
  • Las sanciones por faltas graves y muy graves requerirán comunicación escrita al trabajador, (el acuerdo incluye las leves) haciendo constar la fecha y que hechos la motivan.
  • No se podrán imponer sanciones que consistan en la reducción de las vacaciones u otras minoraciones a los derechos de descanso del trabajador ni en multas en dinero.

La graduación de las faltas será: leves, graves y muy graves. La imposición de sanciones por faltas muy graves será notificada a los representantes de los trabajadores, si los hubiere.

Se considerarán faltas leves:

  • La impuntualidad no justificada en la entrada o salida del trabajo hasta tres ocasiones en un mes por un tiempo total inferior a 20 minutos.
  • La inasistencia injustificada al trabajo de un día durante el período de un mes.
  • La no comunicación previa de inasistencia al trabajo por causa justificada, salvo que se acredite la imposibilidad.
  • El abandono del puesto de trabajo por períodos breves de tiempo y siempre que ello no hubiere causado riesgos a la integridad de personas o cosas, lo que puede ser falta grave o muy grave.
  • La desatención y falta de corrección con el público cuando no perjudiquen gravemente la imagen de la empresa.
  • Los descuidos en la conservación de material que provoque deterioros leves del mismo.
  • La embriaguez no habitual en el trabajo.

Se considerarán faltas graves:

  • La impuntualidad no justificada en la entrada o salida del trabajo hasta tres ocasiones en un mes por un tiempo total inferior a 60 minutos.
  • La inasistencia injustificada al trabajo de dos a cuatro días durante el período de un mes.
  • El entorpecimiento, la omisión maliciosa y el falseamiento de los datos que tuvieren incidencia en la Seguridad Social.
  • La simulación de enfermedad o accidente, sin perjuicio del punto siguiente.
  • La suplantación de otro trabajador, alterando los registros y controles de entrada y salida al trabajo.
  • La desobediencia a las órdenes e instrucciones de trabajo, incluidas las de normas de seguridad e higiene, así como la imprudencia o negligencia en el trabajo, salvo que de ellas se deriven perjuicios graves a la empresa, causaren averías a las instalaciones, maquinarias o bienes de la empresa o comportasen riesgo de accidente para las personas, en cuyo caso serían faltas muy graves.
  • La falta de comunicación a la empresa de los desperfectos o anormalidades observados en los útiles, herramientas, vehículos y obras a su cargo, cuando de ello se hubieses derivado un perjuicio grave para la empresa.
  • La realización sin el oportuno permiso de trabajos particulares durante la jornada así como el empleo de útiles, herramientas, maquinaria, vehículos y en general bienes de la empresa para los que no estuviera autorizado o para usos ajenos a los del trabajo encomendado, incluso fuera de la jornada laboral.
  • El quebrantamiento o la violación de secretos de obligada reserva que no produzca grave perjuicio para la empresa.
  • La embriaguez habitual en el trabajo.
  • La falta de aseo y limpieza personal cuando pueda afectar la proceso productivo o a la prestación del servicio y siempre que, previamente, hubiere mediado la oportuna advertencia de la empresa.
  • La ejecución deficiente de los trabajos encomendados, siempre que de ello no se derive perjuicio grave para las personas o las cosas.
  • La disminución del rendimiento normal en el trabajo de manera no repetida.
  • Las ofensas de palabra proferidas o de obra cometidas contra las personas, dentro del centro de trabajo, cuando revistan acusada gravedad.
  • La reincidencia en la comisión de cinco faltas leves, aunque sean de distinta naturaleza y siempre que hubiere mediado sanción distinta de la amonestación verbal, dentro de un trimestre.

Se considerarán como faltas muy graves.

  • La impuntualidad no justificada en la entrada o salida del trabajo en diez ocasiones durante seis meses o en veinte durante un año debidamente advertida.
  • La inasistencia injustificada al trabajo durante tres días consecutivos o cinco alternos en un período de un mes.
  • El fraude, deslealtad o abuso de confianza en las gestiones encomendadas o la apropiación, hurto o robo de bienes propiedad de la empresa, de compañeros o de cualesquiera otras personas dentro de las dependencias de la empresa.
  • La simulación de enfermedad o accidente o la prolongación de la baja por enfermedad o accidente con la finalidad de realizar cualquier trabajo por cuenta propia o ajena.
  • El quebrantamiento o violación de secretos de obligada reserva que produzca grave perjuicio para la empresa.
  • La embriaguez habitual o toxicomanía si repercute negativamente en el trabajo.
  • La realización de actividades que impliquen competencia desleal a la empresa.
  • La disminución voluntaria y continuada en el rendimiento del trabajo normal o pactado.
  • La inobservancia de los servicios de mantenimiento en caso de huelga.
  • El abuso de autoridad ejercido por quienes desempeñan funciones de mando.
  • El acoso sexual.
  • La reiterada no utilización de los elementos de protección en materia de seguridad e higiene, debidamente advertida.
  • La reincidencia o reiteración en la comisión de faltas graves, considerando como tal aquella situación en la que, con anterioridad al momento de la comisión del hecho, el trabajador hubiese sido sancionado dos o más veces por faltas graves, aun de distinta naturaleza, durante el período de un año.

Las sanciones máximas que pueden imponerse al trabajador por la comisión de estas faltas son:

  • Por falta leve: amonestación verbal o escrita y suspensión de empleo y sueldo de hasta dos días.
  • Por falta grave: suspensión de empleo y sueldo de tres a catorce días.
  • Por falta muy grave: suspensión de empleo y sueldo de catorce días a un mes, traslado a centro de trabajo de localidad distinta durante un período de hasta un año y despido disciplinario.

Las anotaciones en los expedientes personales de las sanciones impuestas quedarán canceladas en los plazos de dos, cuatro u ocho meses, respectivamente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s