Movilización jueves 8 de noviembre de 2012

OS INFORMAMOS QUE LA CONVOCATORIA PARA CONCENTRARNOS EN LA PUERTA DEL LOCAL DE LA EMPRESA “Cercadillo” SITUADO EN LA CALLE CAL NÚMERO 15 SE HA SUSPENDIDO.

LA RAZÓN ES LA PETICIÓN URGENTE DE LA PATRONAL QUE ESTA MISMA TARDE HA SOLICITADO VOLVER A RETOMAR LAS NEGOCIACIONES.

ES UNA PEQUEÑA VICTORIA, PERO NO DEBEMOS CONFIARNOS.

OS INFORMAREMOS DEL RESULTADO DE ESTA REUNIÓN UNA VEZ SE HAYA CELEBRADO.

Negociación del Convenio Colectivo

La representación de los/as trabajadores/as del sector de la industria y el comercio de pastelería, reunidos en asamblea, hemos decidido rechazar las propuestas de condiciones laborales que la patronal nos quieren imponer y que consisten en:

1º.- Creación de un grupo profesional de aprendices, con un salario equivalente al SMI (sueldo mínimo interprofesional) sin ninguna vinculación con la formación.
2º.- Subida salarial “0” para los 2 próximos años, lo que significa que nuestros salarios perderán poder adquisitivo.
3º.- Mantenimiento de la jornada laboral, que en nuestro sector es de 1826 horas con 27 minutos (máxima legal) y 53 horas superior a la media de los convenios colectivos madrileños, que está en 1773 horas.
4º.- Eliminar las categorías vigentes actualmente y sustituirlas por grupos profesionales donde todas y todos estaremos obligados a desarrollar las tareas que se nos asignen: ahora produce, ahora friega, ahora limpia los baños.
5º.- Flexibilidad horaria, para que estemos disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año.

NOSOTROS PROPONEMOS:

1º.- Que la categoría de aprendiz menor de 18 años esté vinculada a la formación profesional.
2º.- Reducción de la jornada anual hasta las 1800 horas.
3º.- Creación de los nuevos grupos profesionales, asimilando las categorías y delimitando tareas, pudiendo ejercer funciones dentro de otros grupos mediante formación.
4º.- Subida salarial del IPC  para los años 2012 y 2013.

ANTE LA POSTURA RADICAL E INTRANSIGENTE DE LA PATRONAL, SE VA A REPARTIR PROPAGANDA EN DISTINTAS PASTELERIAS DE MADRID, LOS DIAS 5 Y 7 DE NOVIEMBRE.

PARA DEFENDER NUESTROS SALARIOS Y NUESTRAS CONDICIONES DE TRABAJO VAMOS A REALIZAR UNA SERIE DE CONCENTRACIONES EN LAS EMPRESAS MAS REPRESENTATIVAS DEL SECTOR, COMENZANDO EL PROXIMO DIA 8 DE NOVIEMBRE A LAS NUEVE DE LA MAÑANA EN LA EMPRESA “CERCADILLO“, SITUADA EN LA CALLE CAL NUMERO 15 EN MADRID.

ESPERAMOS CONTAR CON TU PRESENCIA.

Reducción de jornada y Guarda Legal

Siempre es bienvenido cualquier comentario que aporte información útil para los/as trabajadores/as de la empresa.
Sin embargo, en el último comentario publicado por “forza aleti” se incluye mucha información de una forma un poco desordenada y no todo se ciñe completamente a la realidad, por lo que puede crear confusión en quienes no conozcan los casos reales a los que se refiere.
Sabemos muy bien que la intención es buena y que se aporta esta información con la mejor voluntad de ayudarnos, pero pedimos que seáis prudentes y contrastéis bien todo antes de publicarlo, pues las informaciones erróneas son muy difíciles de eliminar.
Por este motivo, entendemos necesario corregir algunos puntos.

Por ejemplo, se habla de una reducción a un mínimo de 27 horas y ese límite no es correcto.
– Si se trata de una reducción de jornada por razones de guarda legal, la reducción que se puede hacer actualmente es de entre un octavo y la mitad de la jornada, es decir, en jornadas de 40 horas por semana se puede escoger hacer entre 20 y 35 horas, dentro de la jornada habitual.
En este caso la empresa debe aceptar lo que pida el/la trabajador/a, siempre que cumpla las condiciones establecidas en el artículo 37.5 del E.T.
– Si se trata de una reducción de jornada por motivos personales (es decir, sin causa legal reconocida), debe existir acuerdo entre el/la trabajador/a y la empresa y la duración de la jornada se determina en ese acuerdo, sin que exista mínimo ni máximo.
En esta empresa han habido contratos de hasta 14 horas semanales, que se realizaban habitualmente en fin de semana.
En otras empresas se firman contratos incluso de 10 horas semanales, a razón de 2 horas diarias, de lunes a viernes.
– Respecto al límite de duración del acuerdo por reducción de jornada, no tiene nada que ver con el límite de 8 años de la guarda legal.
El límite de duración del acuerdo de jornada reducida se fija en el mismo acuerdo y en esta empresa se condiciona a renovación anual.
Otra cosa son los contratos de jornada parcial, en los que la duración de los mismos se fija en el contrato y sólo se pueden romper con el despido en caso de que sean indefinidos.
– Además, si lo que se quiere es un turno fijo, ya sea de mañana o de tarde, y habitualmente se están rotando mañanas y tardes, es prácticamente imposible que la empresa lo acepte, por lo que sería necesario llevar el asunto al juzgado, sin garantías de que el juez falle a nuestro favor.  Hay sentencias favorables y sentencias en contra.

Por otra parte, lo habitual en esta empresa es ofrecer acuerdos de reducción de jornada de 36 horas semanales a quienes quieren un turno fijo de mañana, limitándolos a un año de duración.  Incluso en algunos casos se firman acuerdos a 40 horas semanales, sin reducción, pero con turno fijo igualmente limitados a un año de duración.
De esta forma, evitan los acuerdos por guarda legal sin violar la Ley, pues son las trabajadoras interesadas quienes lo aceptan, ya que lo que se busca en la mayoría de los casos es un turno fijo de mañana.
En algunos casos lo que se busca es la reducción de jornada, por lo que la empresa se ve en la obligación de aceptarlo.
Lo mismo ocurre con el permiso de lactancia, en el que las 80 horas acumuladas que ofrece la empresa son muchas menos de las que corresponden disfrutándolo día a día, aunque las trabajadoras en su mayoría prefieren las 80 horas seguidas a las más de 100 disfrutadas día a día.

Por último, cuestiones como el comunicado escrito por duplicado (para cualquier trámite), la reclamación del plus de transporte y la elección de una reducción de jornada por motivos personales en lugar de una reducción de jornada por guarda legal son decisiones que deben tomar cada persona individualmente y sobre las que damos información completa y detallada a quienes la necesitan.
Por supuesto, no es competencia nuestra obligar a nadie a hacer lo que no quiere hacer, ya sea por miedo, por desinterés o por cualquier otra razón.